28 nov. 2013

Cultura libre: Crowdsourcing





La cultura libre está teniendo cada vez una mayor importancia en el blog, y sinceramente, aunque estoy tratando diferentes temas, los artículos que llevan ese “cultura libre” en el título, pretenden enfocar los mismos (donaciones, crowdsourcing, crowdfunding, ransom...) desde el punto de vista de la aportación a la cultura libre, y en definitiva al bien común.

Es indispensable a día de hoy replantearnos muchísimas cosas, la mayoría relacionadas con el consumo; ecología, economía, reparto de la riqueza, cultura, y muchas otras. Yo no puedo abarcar todo desde mi manifiesta ignorancia, pero creo que comenzar por abordar la creación y producción de cultura libre es lo mejor que puedo aportar, así que seguiré dando vueltas a este tema e intentando que las aportaciones tengan una utilidad practica. 

El tema de hoy es el Crowdsourcing, y aquí tenéis la primera definición de este fenómeno,  presentada por Jeff Howe en The rise of crowdsourcing, Wired 14(6) (2006):

"la externalización, por parte de una empresa o institución, de una función realizada por un empleado a un grupo indefinido (y normalmente grande) de personas mediante una convocatoria abierta. Esta externalización puede tomar la forma de una producción-de-iguales (peer-production) cuando el trabajo se realiza de forma colaborativa, pero también puede llevarse a cabo de forma individual"

En la definición, como podéis ver, no hay gran cosa sobre cultura libre, salvo que a esa producción-de-iguales le añadamos un “basada en el procomún” (Commons-based peer production, que dicen los anglosajones). En ese caso entraríamos en un paradigma consistente en la producción de iguales, como es por ejemplo la Wikipedia, o muchos programas de software libre, en los que además del desarrollo comunitario del proyecto, el resultado final se libera de forma que sea accesible para todo el mundo. Creo que cualquiera que haya llegado hasta aquí entiende a que tipo de iniciativas me estoy refiriendo.

Recientemente leí un comunicado que no tiene desperdicio en la web Diseño social que trata el tema de la cultura y creatividad sostenible de forma muy precisa. Os recomiendo encarecidamente su lectura, aunque resumo aquí algunos de los puntos más importantes, en mi opinión, y lo hago con algún añadido y alguna omisión:

La cultura es generada por personas, pero estas necesitan acceso a conocimientos he información para poder desarrollar su capacidad creativa. Es obvio que nadie crea de la nada. Todo el mundo, a diferentes escalas puede contribuir a producir cultura, valores y riqueza. 

Para que esta creatividad sea sostenible es fundamenta comprender algunos puntos básicos:

  • Reconvertir la industria cultural es necesario.
  • La era digital es el momento histórico en el que más cultura circula y se crea y compartir es fundamental para que se siga divulgando.
  • Los beneficios de los grupos de presión dependen de producción artificial de escasez.
  • Es necesario reconocer las habilidades y contribuciones de todos los agentes del ámbito cultural.
  • Es obligatorio revisar el papel del intermediario en la medición entre el creador y el consumidor de cultura. Siempre en beneficio del bien común
  • Internet es probablemente la mejor y mayor herramienta para conseguir un contacto fluido entre creador y consumidor.
  • Los gobiernos que no promueven nuevas formas de creación y difusión están actuando en contra del bien común de la sociedad y destruyendo diversidad cultural.
  • La creación de cultura libre no debe ser ni tiene por qué, impedimento para que exista una distribución comercial o estrategias de mercado.

Una vez comentados estos puntos que realmente se refieren a pasos encaminados a una sostenibilidad de la cultura libre, pasamos a tratar el tema de hoy, para mi, inevitablemente relacionado con lo anterior. Para ello, vamos a una segunda definición del crowdsourcing en esta ocasión por Estellés Arolas, E. y González Ladrón-de-Guevara, F. (2012) en Towards an integrated crowdsourcing definition. Journal of Information Science:

“El crowdsourcing es un tipo de actividad en línea participativa en la que una persona, institución, organización sin ánimo de lucro o empresa, propone a un grupo de individuos mediante una convocatoria abierta flexible la realización libre y voluntaria de una tarea. La realización de la tarea, de complejidad y modularidad variable, y en la que la multitud debe participar aportando su trabajo, dinero, conocimiento y/o experiencia, siempre implica un beneficio mutuo. El usuario recibirá la satisfacción de una necesidad concreta, ya sea esta económica, de reconocimiento social, de auto-estima, o de desarrollo de aptitudes personales, mientras que el crowdsourcer obtendrá y utilizará en su beneficio la aportación del usuario, cuya forma dependerá del tipo de actividad realizada”

En esta definición vemos como se integran ya opciones que dan pie claramente a diferentes relaciones entren el crowdsourcer y los colaboradores, aunque para mi gusto falta añadir algo más. No veo por que no pasar del beneficio mutuo al bien general o procomún, donde no deberíamos dejar de valorar el formar parte de las personas que con sus capacidades o aportaciones, hacen posible que la cultura sea de libre acceso, independientemente de las posibilidades económicas del individuo. El crowdsourcing se está explotando cada vez más en empresas, especialmente de nueva creación, como 99desings o freelancer.com, pero también en los últimos años han surgido proyectos increíbles desde sitios como http://goteo.org/ centrados en proyectos abiertos, y con una clara vocación de retorno colectivo. Como bien vienen haciendo en Goteo, este sistema apoya la financiación económica, la colaboración con recursos, tiempo o capacidades, y sin duda la posibilidad de la persona que impulsa el proyecto de ver que hay gente dispuesta a aportar, especialmente cuando lo que se crea está destinado a una distribución libre.

La vocación practica de estos artículos que mencione antes, me lleva a ir directamente a la pregunta del millón ¿qué puedo hacer yo con el crowdsourcing y por el bien común? Pues yo quizás...

Si eres impulsor de algún proyecto: Pide ayuda, no lo dudes. En muchas ocasiones, como he podido comprobar desde que comencé a escribir sobre micro-donaciones, a la gente le puede resultar molesto pedir ayuda. En muchos casos sienten que no pueden dar nada a cambio. Sí tu proyecto es de libre distribución, lo haces por que te gusta y no esperas nada a cambio ¿tan difícil es entender que hay gente que quiere participar aportando lo que está en su mano? Esto puede ser una donación económica, pero en muchos casos puede ser otro tipo de ayuda. Mantén tu mente abierta, no veas tu proyecto como algo tuyo, ya que si tu intención es liberarlo, no tiene sentido. Si vas a regalar tu trabajo a la comunidad, acepta que la comunidad sea parte del mismo. Finalmente este proyecto inspirará a otros, ávidos de conocimientos he información, que generarán más cultura y que te beneficiará; y a todos. 

Si eres creativo: Ofrece tu trabajo a los impulsores de proyectos, puedes dibujar, escribir, corregir, tocar un instrumento o contar cuentos. Si alguna de tus habilidades es necesaria en un proyecto siempre puedes hacer que tu creatividad sea parte de un algo mayor, que te ilusione y que por ti mismo tal vez no podrías crear. 

Sí no te ves en los roles anteriores, pero aun así el proyecto te interesa: haz una donación, o participa, si es posible en los sistemas de crowdfunding de dicho proyecto, o cualquier tipo de acción similar. El dinero, por muy mal que suene hablar de él, es a día de hoy un mal menor. Si puedes aportarlo siempre hará falta para sacar un proyecto adelante, ofrecer una retribución (justa) a colaboradores, o muchos imprevistos que siempre surgen.

Por que sí, el dinero no tiene por que ser anatema en proyectos con vocación de libre distribución, si no todo lo contrario. La creación debe ser sostenible, y la única forma es, como ya he comentado en artículos anteriores (1, 2, 3, 4) , recibiendo unos ingresos de algún tipo. Aquí tenéis un texto al respecto que me ha gustado, para no volver a extenderme sobre el tema “Libre no significa gratis” 




Finalmente y como no podía ser de otra forma, os emplazo a un próximo artículo en el que intentaré articular una propuesta de base de datos de proyectos necesitados de colaboración y creativos dispuestos a ofrecer sus capacidades, buscando así la realización de proyectos que de otra forma están faltos de apoyo. En un principio y para no convertir el tema en una bolsa de trabajo (ya hay cientos de webs sobre el tema) me limitaré a proyectos de libre distribución o licencias abiertas.

Como siempre, se agradece toda la difusión ya que espero que esto finalmente redunde en el bien común. 

19 nov. 2013

Cultura libre y donaciones. El principio


Mea culpa.
Así de tajante comienza la entrada de hoy; creo que reconocer el error es la mejor manera de volver a empezar, o continuar este tema, que comenzó hace ahora casi 20 días en mi otro blog .

Mi error, parte sin duda de las prisas entre preparar la cena, bañar a los niños y de escribir a horas intempestivas de la madrugada, y bueno, aunque mi vida no es algo que pueda (ni quiera) cambiar, creo que en este caso debo enmendar el tremendo problema de enfoque cometido.

Cuando comencé esta “campaña” a favor de las donaciones a los creadores de contenidos, invité a los mismos a sumarse a ella, aceptando donaciones, y también, a ellos y a todos los demás a donar; hice un directorio de creadores, y varios diarios en los que publicitar su trabajo y desgraciadamente me centré en Flattr, como herramienta para llevar a cabo esas donaciones, ya que me parecía un sistema interesante y practico. Puedes ingresar dinero para seis meses o un año seleccionar la cuantía que quieras donar al mes, y despreocuparte, pulsando el botón, o incluso suscribiendote a creadores concretos a los que donar.

Esto, ha generado un debate que en lugar de ser sobre las donaciones, ha sido en cierta medida sobre la herramienta, y nada más lejos de mi intención. Cualquier herramienta es buena, y os animo a usar las que estén a vuestro alcance si queréis hacer llegar vuestra gratitud a estos creadores de contenido.

Ha habido también debate sobre otros detalles, como por ejemplo si los que se apuntan a aceptar donaciones se creen “más y mejores que los demás", son unos “mendigos” o incluso unos “sinvergüenzas”. En estos debates no voy a entrar aquí, ya que me parecen tan superficiales y vacíos que creo que solo pueden ser fruto de una falta de análisis crítico del tema.


El diario creado para promocionar a los creadores, cuenta ya con una segunda edición y 40 participantes


Como fustigarme con el error, no sirve de nada, pasaré a la acción y estos son los cambios que sufrirá esta iniciativa, ya sea para solucionar el error, o por que esto nos e queda aquí si no que sigue adelante:

  1. Está por supuesto abierta a todo tipo de creativo que acepte donaciones, por el medio que sea.
  2. Se modificarán, atendiendo a la nueva situación nombres de diarios y directorios, pasando a llamarse “Creativos en la red”, ya que por ahora, se limita por motivos prácticos a creadores que ofrecen su contenido en Internet. De ninguna manera se limitará a participación por usar una u otra herramienta. Aunque no me planteo negar la cabida a quien ofrezca contenidos fuera de internet, siempre que se haga de forma gratuita y se acepten donaciones.
  3. Se creará una web en la que a modo de concentrador de feeds se pueda seguir el trabajo de todos estos creativos.
  4. Se pretende montar un grupo de trabajo dedicado a la difusión de la iniciativa, creada principalmente para fomentar la cultura de libre acceso a todo el mundo. Si estás interesado en participar de no dudes en contactar, desde los comentarios de este mismo blog, G+, Twitter o como mejor te parezca.
Estos cuatro puntos como veis, pretenden simple y llanamente centrar un poco la iniciativa comenzada a finales del octubre pasado, y darle un nuevo impulso que mantenga el tema candente, ya que la cultura no es una moda pasajera, es algo por lo que creo que todos los concienciados en el tema debemos luchar.

Creo que hay unos puntos que no debemos olvidar en este tema, y sin extenderme tanto como en ocasiones anteriores (1 y 2) quiero recordar:

  • Los donativos siempre son voluntarios; de cualquier otra forma no es un donativo.
  • La cultura libre es un bien fundamental para el desarrollo de una sociedad educada y con valores.
  • El reconocimiento a los creadores, debería ser parte de esos valores.
  • La confianza, la que el donante deposita en el creador, y éste a su vez, le devuelve regalando su creación, es un regalo que no deberíamos negar a nadie, empezando por nosotros mismos.
  • La comunidad, cuanto más grande mejor, es una herramienta que no debemos despreciar. Si estamos de acuerdo en la importancia de la cultura, y somos muchos, unámonos. Juntos podemos.

Tras esta pequeña entrada, comparto con vosotros un vídeo que recientemente descubrí (Gracias a Pedro García @Pedr0the) y que la verdad me ha parecido magnífico ara explicar un poco este tema.





Gracias a todos por compartir esta ilusión por un futuro mejor. Sí quieres participar de una u otra forma, no dudes en contactar. Sí quieres ver tu web, podcast, videocast, o lo que sea que haces formando parte de está iniciativa, por favor, contacta con el blog y pasarás a formar parte de ella.

5 nov. 2013

Más cultura libre. Por qué donar dinero a un creador de contenido


Hoy vuelvo al tema de Flattr, ya que realmente creo que es muy importante el enfoque que le damos a esto, y cuando se habla de dinero, enseguida empiezan a sonar las alarmas, aunque que por ahora vamos bastante libres de trolls, no está de más puntualizar algunos temas que se quedaron en el tintero del anterior artículo.

Creo que una de las cosas más importantes y que pasan de largo la mayoría de opiniones que he leído sobre el tema es el enorme cambio de paradigma en lo que a consumo se refiere. La forma de consumo actual no va a cambiar de la noche a la mañana. Ni siquiera una crisis económica como al actual parece cambiar los hábitos de consumo actuales, así que de aquí, a que sistemas como las micro-donaciones tengan algo de peso, todavía tiene que llover bastante, ¿es eso motivo para no hacer lo que nos parezca más responsable con nuestro consumo?

Está claro que el contenido gratuito es el rey en Internet. Siempre se dice que el contenido es el rey, pero la realidad es que cuando no es gratis, pierde puestos con rapidez. Esto, parece ser que puede terminar de diferentes formas, pero algunas son bastante predecibles. El contenido baja de calidad, ya que si quien lo genera no cobra, rápidamente perderá en interés y abandonará esa creación, o si es un medio pudiente, dejará de contratar a personal cualificado para crear, ya que copiar lo que ya hay, es suficiente, si no te van a pagar por ello. Solo hay que ver la prensa escrita nacional, y el nivel medio de calidad. Roza lo patético y se nutre en un porcentaje altísimo de material de agencia. Osea, ya no da trabajo porque ya no se vende. 

Para mi un claro ejemplo es la prensa gratuita, totalmente mediocre en contenidos, comparada con algunos medios, como Infolibre.es o eldiario.es, que se financian a través de la donaciones de sus socios y que en poco tiempo, están consiguiendo una importante reputación de independencia y periodismo algo más serio.

Pero... ¡si esta gente hacen prensa! Ya hay muchos periódicos de pago, pensaréis. Pues sí, pero estos prometen independencia, y claro a los medios así, la publicidad no les llega como a los medios controlados por grandes emporios mediáticos, que dictan la gran mayoría de lo que se dice y se piensa en este país.  y necesitan otras vías de financiación, como el asociado o donante.

Además, la idea de el flujo de dinero fuera de lo que se considera el mercado convencional (editor/distribuidor/tienda en el caso de los contenidos), entra a modificar algo que Internet lleva haciendo desde hace tiempo, el intercambio de información, pero que generalmente no generaba ninguna contra-prestación para el creador, que al final y tras entre 3 y 5 años, abandona su apuesta por los contenidos en Internet, desmotivado y hastiado, deseando entrar en el mainstream más absoluto a las ordenes del mejor postor, aún a costa de su independencia




Web mantenida por donaciones: Wikipedia aquí puedes donar a algo que merece la pena.
 
 

¿Por qué donar?


Donar dinero a alguien  que te aporta contenidos es muy parecido a comprar esos contenidos pero con algunas diferencias, que muchos llevamos años pidiendo.

El contenido sigue siendo gratuito. Para mi esto es lo más importante, ya que el precio de los contenidos es una barrera para el acceso a los mismos, y esa barrera es algo a evitar. Cosas como las licencias creative commons, nos acercan a abandonar ese impedimento que es el dinero, pero desde casi todos los sectores se apunta a que todo gratis no puede ser. Solución, que pague el que pueda y sobre todo, el que quiera. Sí nadie quiere pagar por un contenido desaparecerá con el tiempo, o su presencia será totalmente residual.

Solo este punto 1, en mi opinión ya merece todas las donaciones del mundo. Hacer una aportación económica voluntaria de importe también voluntario, a alguien capaz de ceder su trabajo de forma altruista, con libre acceso a esa información para toda el mundo, incluso con licencias que permiten modificar y trabajar sobre esa información, su libre distribución etc... en fin, todo lo que llevamos pidiendo tanto tiempo a gritos desde la comunidad internauta y asociaciones de consumidores preocupados por la situación de la cultura como mercado en la sociedad actual. ¿Está bien? ¿está mal? pues que queréis que os diga, sois tan libres de hacerlo o no hacerlo, como esa persona es libre de regalar su contenido de forma altruista o no. Que cada uno pueda hacer lo que le de la gana, eso es lo que la mayoría queremos.

Por favor, que no os estropee el día la suspicacia, el cinismo y la estrechez de miras. No caigáis ante las acusaciones de utopía. Sed optimistas y profundizar en una sociedad en la que el consumo sea así ¿no os motiva?

Tú decides cuanto pagas. Se acabo que una empresa marque el precio, si el creador quiere ofrecer sus contenidos de forma gratuita y a ti esos contenidos te han servido, puedes decidir hacer una donación. Esto no es como las donaciones de empresas constructoras a partidos políticos;  no esperes favores extra, el contenido está ahí para que lo disfrutes. Tu decides.

Apoyas de forma directa al creador, y no solo eso si no que puedes especificar cuales de sus contenidos son los más interesantes para ti, o si su medio es habitual en tu consumo, puedes suscribirte a el.

Profesionaliza un sector. Todos hemos oído hablar de gente que vive de lo que le gusta, esas rara avis; pues existen. Hay casos en nuestro país de gente que vive de su blog, de su videocast o similares. Por algún sitio hay que empezar, y las donaciones de tus seguidores, difícilmente te darán para vivir, pero el empujón de moral y la responsabilidad te llevarán sin duda a dar lo mejor de ti.

5º Como ya decía antes las donaciones alejan a los medios de vivir exclusivamente de la publicidad, y como bien sabemos, la publicidad es muy peligrosa ya que en muchos casos los medios dicen lo que son contratantes quiere oír. Mal asunto.


¿Cómo ayudar donando?


Dona cuando los contenidos te parezcan merecedores de ello. Piensa si ese ebook que te has descargado, o ese blog que sigues casi a diario, o ese portal de tu hobby preferido, te aportan contenidos por los que pagarías. ¿Imaginas una revista con esos contenidos en el quiosco? ¿la comprarías?. La mayoría de las revistas están pagadas con publicidad, y en su interior encontraras mucho menos material sincero y genuino que en tu blog preferido.

Dona cuando tengas claro a donde va a ir el dinero de tu donación. Si alguien acepta donaciones, por Flattr, paypal u otros medios, lo mínimo que se le puede pedir es que explique para qué quiere ese dinero. Si te parece bien, ¡colabora!

Finalmente, ahora que ya lo tienes claro, y has comenzado a donar a tus medios preferidos, ¡hazlo publico! Además de colaborar con tu donación, hacerlo publico es la forma más barata de promocionar eso que estás apoyando con tu dinero. Puedes explicar por qué lo has apoyado y qué es para ti lo interesante de ese medio, tema, o lo que sea. 

Esta entrada, está claramente orientada a explicar mis motivos para hacer donaciones, desde el blog más pequeño, hasta gigantes como Wikipedia o Wikileaks, que también se nutren de las donaciones de sus usuarios.

Esta entrada incluye el logo de Wikipedia Foundation, me gustaría terminarla citando a Jimmy Wales, fundador de la Wikipedia:

Google y Yahoo tienen miles de servidores y empleados. Nosotros tenemos alrededor de 800 servidores y 150 empleados.

Wikipedia es el quinto sitio en la red y cada mes la consultan 450 millones de personas, que realizan miles de millones de visitas a sus páginas.

El comercio es bueno. La publicidad no es mala. Pero no es apropiada aquí. No en Wikipedia.

Wikipedia es algo especial. Es como una biblioteca o como un parque público. Es como un templo para la mente. Es un lugar al cual todos podemos ir para pensar, aprender, compartir nuestro conocimiento con otros.

Cuando fundé Wikipedia, pude haberla establecido como una compañía con fines de lucro con anuncios publicitarios, pero decidí hacer algo diferente. Hemos trabajado duro durante años para ser ahorrativos y frugales. Nosotros cumplimos nuestra misión, y dejamos el derroche para otros.

Si todo el que leyera ésto donara €5, solo tendríamos que recaudar fondos un día al año. Pero no todos pueden o quieren donar. Y no pasa nada. Cada año, suficientes personas deciden donar.

Este año, por favor considera donar €5, €20, €50 o lo que puedas contribuir para proteger y ayudar a Wikipedia.

Gracias,
Jimmy Wales





Bienvenido a la red, pasa, comparte algo y forma parte de la mayor comunidad del mundo.

4 nov. 2013

Flattr: Micro donaciones para creadores



Hace un poco más de un año comente por encima sobre Flattr en este blog, hoy me extenderé en el tema. Esta entrada está duplicada, ya que también la he publicado en mi otro blog.

Este es un post que escribí en Google+ dirigido a la comunidad rolera de esa red social como sondeo sobre si el tema le resultaba a la gente interesante, comprometiéndome a desarrollarlo aquí si lo era u olvidar el tema si no despertaba interés. Voy a reproducir y ampliar aquí, ese mensaje intentando concretar sobre algunas dudas y consultas, y además, animando a otras comunidades similares a plantearse la cuestión solo teniendo en cuenta comunidades concretas, si no pensando, como como me recomendaba +Athal Bert, en la relación entre el creador y usuario. Para ello, modificaré el mensaje intentado ampliar mis miras más allá de esa comunidad rolera, con la única intención de sumar otras comunidades, sean de juegos de mesa, de webcomics, comics, literatura, poesía, música, escultura o lo que quiera que sea que tengas en la cabeza :-)

La idea nace de la cantidad de gente que está creando contenidos en la red, aventuras, podcast, reseñas, juegos, y todo tipo de contenidos creativos, originales, traducciones, opinión, y de todo tipo y de la poca recompensa que obtiene el creador.

No creo sinceramente que haga falta más recompensa que el placer de hacerlo, pero si veo, a diario, como mucha gente tiene problemas para continuar con esa actividad, desde el mantenimiento de un hosting, un nuevo micro para el podcast, o simplemente poder comprar los juegos que se van reseñando, o poder pagar a colaboradores, ilustradores, programadores, y demás colaboradores de tu actividad creativa.

Cada vez vemos más iniciativas que piden apoyo de forma publica, en forma de donativos, pero son muchísimos más los que piden ese apoyo de forma privada, y es una pena que en muchos casos no haya nadie que pueda prestar esa ayuda. Esto es probable que termine en cierta medida, y con el tiempo, en un cese de esa actividad





Varias veces he hablado sobre Flattr, una plataforma pensada para realizar micro pagos a creadores de contenido en la red, de forma que aunque no lo soliciten (con un plug in de la web), puedas hacer un "me gusta" o "+1" con tu dinero, simplemente haciendo un click.

Algunas ventajas, además del apoyo a otros compañeros, a los que leemos, escuchamos, y disfrutamos de sus contenidos a diario, son los ánimos que proporciona ese apoyo a los creadores, para seguir creando, y mejorar sus contenidos o el poder mantener a esos mismos creadores mucho más independientes (os aseguro que las reseñas no son iguales cuando un editor envía el libro, o pide la reseña de forma explicita, incluso aunque éste pida sinceridad absoluta).

Obviamente, habrá a quien esto le parezca una gilipollez, estoy seguro, quizás no sirva de nada, no lo sé, pero la verdad ni una cosa ni otra, me parecen suficientes para no hacer la propuesta. De nuevo os pido a todos que si os parece minimamente interesante, lo compartáis, ya que si no llega a el mayor número de miembros de la (red!!) comunidad, el esfuerzo no servirá de mucho.

Os agradezco mucho la atención si habéis llegado hasta aquí. Os voy a dejar algunos enlaces (en ingles) explicando como funciona flatter, espero que os resulte interesante y os animéis, creo que sería un importante impulso para la comunidad rolera, que en estos momentos es tan activa.

Como funciona flattr https://flattr.com/howflattrworks
Flattr para creadores https://flattr.com/creator
Por que usar Flattr https://flattr.com/whyuseflattr 
Guía para creadores https://flattr.com/creatorhowto

Todo los enlaces tiene información clara y concisa, no os asuste ver muchos enlaces, por que hay poco que leer, y van mucho más al tema que yo ;-)

Y a partir de aquí voy a intentar ampliar algunas cuestiones que han surgido en un interesante debate sobre el tema.

Cualquier persona que genera contenido en Internet puede considerar interesante el tema, músicos, ilustradores, bloggers, fotógrafos, periodistas, y un largo etcétera. Sea como sea, es fundamental explicar en su medio (Blog, podcast, videocast, lo que sea) el sistema de donaciones, para que la gente sepa que esa opción está ahí, y se anime a participar, simplemente poniéndolo pasará desapercibido como uno de esos” mil botones“ que hay debajo de las entradas en los blogs

Las donaciones de Flatrr reparten el dinero que tu señales en su web como Monthly budget (presupuesto mensual) entre todas las donaciones que hayas hecho, esto quiere decir, que si pones 5 euros al mes, y haces 5 donaciones irán un euro a cada persona, y si haces 2, 2,5€ et; pues bien, algo que no sabía... parece que el mes es natural, lo que quiere decir que acaba el día uno de cada mes asigna ese presupuesto entre los clicks que hayas hecho.

En este sentido, si está bien, tener en cuenta algunos factores importantes a la hora de donar, para que en una comunidad esto no se convierta en un circulo vicioso “las que entran por las que salen”, por lo que no tiene mucho sentido donar a alguien, solo por que ese alguien te ha donado a ti. Cuando lo realmente interesante es donar al contenido que te gusta, que quieres seguir disfrutando.

Este tipo de financiación se podría incluso usar para proyectos como jornadas o eventos, y también, se usa para hacer donaciones a organismos como Amnistía internacional, Médicos sin fronteras, u organizaciones que se dedican a promover el software libre.

Respecto a los posibles ingresos, parece ser que se consideran donaciones a nivel fiscal, pero tras leerme la ley de tributos de donaciones y sucesiones, la verdad no me queda muy claro como tributan especialmente desde que importe, por que la tabla que aparece en la ley, comienza en un millón, de las antiguas pesetas, pero no veo más referencia que esa tabla al importe de la donación. Estoy intentando informarme más a fondo de este tema, y aportaré esa información, que sin duda es de mucho interés.

Para finalizar me voy a detener en un detalle que es para mi lo realmente atractivo de este tipo de iniciativas, por encima de lo antes comentado: este es un modo de que el dinero y el consumo fluya entre las personas de forma paralela al distribución tradicional de las grandes operadoras y compañías. Yo lo considero un cambio de paradigma fundamental, y que seguro que aportaría también un consumo más responsable, Os dejo aquí unas palabras de Peter Sunde creador de Flatrr, y parte de The Pirate Bay, de esta entrevista:

“Algunos artículos en la red consideran irónico que hayas desarrollado Flattr, cuando estuviste involucrado en TPB. Es obvio que ambas son plataformas que reclaman los medios de distribución del material cultural que la sociedad considera valioso. Pero, ¿tú consideras a Flattr como una continuación de TPB?

Sí, Flattr esta basado en los mismos valores que TPB, tal cual. La gente no ve la continuación porque nunca se detuvieron a pensar que es TPB – en el big picture. Primero aplastamos la distribución tradicional, ahora vamos a aplastar lo que le sigue.”


Por mi parte, además de este artículo, y del botón de Flatrr en mi web, incluiré un listado de webs de que se unan a esta iniciativa y lo pondré en la web, aunque tendré que recabar todas las que se han animado de la comunidad ya sea rolera, de ilustradores etc que estén interesados e aparecer en esa lista se les pueda donar a través de Flatrr. Si quieres estar en esa lista, pon un comentario aquí con la URL y el nombre de tu web. Es importante, por que de memoria no conozco todas las relaciones de persona/nick → Url.