11 feb. 2014

Patreon: Crowdfunding 2.0




Siguiendo con los temas predominantes en el blog durante las últimas entradas, hoy voy a hablaros de una nueva herramienta web de financiación para proyectos principalmente culturales, llamada Patreon.

¿Qué es Patreon?


En palabras de sus creadores Patreon permite a los seguidores de un creativo convertirse en sus mecenas. La principal diferencia con otros sistemas de financiación como el crowdfunding es que en lugar de participar en un único evento de financiación de una obra, aquí se participa en el conjunto de trabajos que el creativo va publicando.



¿Qué aporta Patreon a los creativos?


Esta herramienta se está demostrando muy practica para creativos que buscan la financiación de trabajos ya realizados, ya que los ingresos generados en Patreon son simultáneos a la publicación de los contenidos. Por lo general, los creativos de Patreon tienden hacia el contenido digital pero la plataforma no es en absoluto excluyente, y se pueden publicar contenidos físicos y recompensas físicas. Quizás los puntos más fuertes sean:

  • Ingresos periódicos que permitan dedicarte a tus creaciones.
  • Interactuar con la comunidad de mecenas que financian tu trabajo, obteniendo comentarios y aportaciones que permiten una constante retroalimentación fundamental en el proceso creativo.
  • Ofrecer recompensas a tus mecenas.

¿Y al mecenas?


Pues visto lo más interesante que esta plataforma ofrece a los creativos, pasemos a los mecenas, que al final suelen ser la parte más importante en este tipo de herramientas.

El caso de Patreon creo que es muy interesante en la relación creativo/mecenas, ya que se basa en un apoyo continuado (suscripción), a la vez que mantiene un contacto constante, a través de los comentarios en las publicaciones, o incluso mediante correo electrónico.

Esta relación tan directa entre mecenas y creativo, lleva directamente a lo personal, y esta es una de las bazas más interesantes de Patreon, ya que sin duda la confianza es fundamental en todo este proceso.

Por otra parte, el mecenas pasa a formar parte de una comunidad. Patreon se basa en pequeñas aportaciones, los seguidores de un creativo se convierten automáticamente en esa comunidad, con el beneficio que esto supone para los miembros de la misma.

Y sin extendernos mucho, y en palabras de los chicos de Patreon:

  • El placer de participar en los proyectos que te interesan.
  • Formar parte de una comunidad interesada en los mismos proyectos.
  • Tener actualizaciones constantes del trabajo de tus creativos preferidos, además de conseguirlas antes que otros.
  • Recompensas, que los creativos incluyen en el proyecto para premiar a sus mecenas.

¿Cómo funciona?


Pues la cosa es bastante sencilla; empecemos por el principio.

El creativo, al presentar su web debe indicar cual es el tipo de contenidos que publicará, por ejemplo vídeos musicales, y asigna un importe mínimo para tener acceso a dichos contenidos. Esta es la base del funcionamiento de Patreon. Así el creativo recibe la cantidad que los mecenas hayan decidido cederle, multiplicada por el número de donantes, cada vez que publica un contenido nuevo. 

Ejemplo:

El creativo de los vídeos, tienen 50 mecenas, que le aportan 2 dolares cada uno, así cada vez que publique un vídeo recibirá $100 de sus mecenas.

Algo más habrá, ¿no?


Ahora vamos a ver algunas de las peculiaridades que mejoran y permiten personalizar el modelo del ejemplo anterior, siendo estas en algunos casos fundamentales para que el sistema funcione y sea cómodo y fácil de usar.

Lo primero que preocupará a muchos futuros mecenas, es el límite de sus aportaciones. ¿Y si el tipo al que estoy ayudando publica 20 novedades un mes? No hay problema, siempre puedes marcar un límite para tus aportaciones, para que nunca pasen de una determinada cantidad al mes, independientemente de lo publicado.

Los pagos son mensuales, y sólo se te hará un cargo al mes en tu método de pago (tarjeta de crédito/débito o Paypal), permitiendo que canceles o modifiques cualquiera de tus aportaciones, en cualquier momento antes del pago, abandonado así el proyecto. Siempre se confía en la buena voluntad de los participantes en el proyecto, y es que, como decía antes, la confianza es parte fundamental, y probablemente tengan éxito con esta herramienta quienes sean capaces de tener una relación de tú a tú con su comunidad, en la que todos salgan beneficiados.

Algunas de las opciones más interesantes respecto a las publicaciones de los creativos en Patreon es, sin duda, la variedad de opciones. Pues escoger entre publicar contenido de pago, por el que tus mecenas pagarán la cantidad previamente acordada, y contenido gratuito, separando este en dos tipos, gratuito solo para mecenas y gratuito publico. Esto permite, además del uso para el que se ha creado la herramienta, premiar a los mecenas con actualizaciones gratuitas, o dar a conocer ejemplos del trabajo que se está haciendo al publico en general.



Por si lo anterior no fuera suficiente, Patreon no olvida los ya casi clásicos hitos y recompensas del crowdfunding “tradicional”.

Las recompensas las decides con tu aportación, siempre que aportes la cantidad indicada en la recompensa recibirás lo acordado en la misma. Básicamente, se añaden recompensas para quien quiera colaborar en mayor medida. Las hay de todo tipo, la verdad, se ve mucha creatividad también en la invención de recompensas. Pueden ir desde contenidos adicionales, a recibir las actualizaciones antes, o copias físicas del contenido apoyado, incluso por que no, alguno, como Dyson Logos alza los puños, mientras grita ¡SÍ! al descubrir que alguien a dedicado parte de su tiempo y dinero a patrocinar su trabajo (esto es solo un añadido a la recompensa). 

Los hitos, por otra parte, no depende de la aportación personal que cada uno decida hacer, si no que se basan en el total conseguido sumando todas las aportaciones, en cada publicación de contenido.

Aquí el creativo propone una serie de “mejoras” en caso de alcanzar unos hitos en la financiación conseguida por publicación, como pueden ser, incluir mejores ilustraciones en un libro ilustrado, conseguir mejores medios para crear mejor contenido, pagar el alquiler de su casa, o uno de mis preferidos (también de un tipo que hace mapas para juegos de rol Old School), “Pagar el colegio de mi hija, además así mi mujer dejará de ver mal lo que hago, y me permitirá pasar más tiempo haciéndolo en lugar de ir de compras con ella” (siento no poner el enlace, pero no lo localizo). Quizás hay quien no ve relación entre pagar el alquiler y que mejore el trabajo, pero os aseguro que no es lo mismo trabajar con tus necesidades básicas cubiertas.

Confianza


No he contado cuantas veces he escrito “confianza” en esta entrada, pero personalmente lo que saco en claro de lo que he podido ver hasta ahora en Patreon es que ese es su secreto y su principal punto fuerte. Es un sitio magnifico para creativos que llevan tiempo trabajando, con trabajos reconocidos, y donde poder dar a sus seguidores lo que ellos le están demandado. 

Si hace un tiempo hablaba sobre el nuevo marketing que está imponiendo el consumidor gracias a Internet, estoy seguro que el mismo consumidor, cada día más informado, será capaz de hacer valer su criterio para conseguir gracias a estos nuevos medios un consumo más justo y una producción más responsable.

Creo que ya me he extendido bastante sobre Patreon, pero ojo, por que tengo la impresión que seguiremos oyendo hablar de esta web o de otras similares que adopten lo más interesante de este nuevo modelo de Crowdfunding, que es sin duda la relación que se crea a medio largo plazo entre el emisor y el receptor de contenidos, dejando de lado la colaboración eventual, y dando un paso adelante en la exploración de los beneficios que trae la confianza.