22 ago. 2012

Derecho a Curar y objeción de conciencia




Hoy, Médicos del mundo ha lanzado su campaña Derecho a Curar, con la intención de pedir a los profesionales sanitaros que se sumen a la objeción de conciencia contra la exclusión sanitaria de las personas inmigrantes en situación irregular.  Esta iniciativa pretende apoyar la ya iniciada en julio por La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC), a la que ya se han adherido ya más de 1300 médicos declarados objetores de conciencia respecto al decreto ley (16/2012) que entra en vigor el día 1 de septiembre y que deja a las personas sin permiso de residencia en España sin acceso al sistema sanitario público.




 Esta campaña se puede seguir en la web www.derechoacurar.org (actualmente caída, supongo que por exceso de trafico) donde los ciudadanos también podrán aportar su firma para apoyar a los médicos que quieren hacer valer su ética y su juramento hipocrático  y  por encima de un decreto ley que supuestamente pretende prevenir a la seguridad social de una "insostenibilidad", con medidas que nadie parece tener claras, pero sí que a todos los expertos les resultan poco apropiadas, llegando al punto de que el Comité de Derechos Económicos Sociales y Culturales de Naciones Unidas, ha expresado su preocupación por la reducción de protección efectiva de los derechos de las personas en nuestro país, no solo en términos de sanidad, sino también en vivienda, educación, o trabajo, como consecuencia de estas medidas de austeridad.

Ya el pasado 21 de mayo, este Comité advirtió a España que revisase dichas medidas, por perjudicar de forma "desproporcionada" a los colectivos más vulnerables y marginados, especialmente pobre, mujeres, niños, discapacitados jóvenes desempleados, ancianos, sin techo,  inmigrantes, solicitantes de asilo o la comunidad gitana; pero el gobierno español, ni corto ni perezoso, ha seguido recortando, llegando al extremo de prohibir a el personal sanitario atender a quién lo necesite, siendo esto ilegal en nuestro país (recordemos que la omisión de auxilio es un delito en España), y yendo contra la ética de dicho  personal de hospitales y ambulatorios.

El motivo, como ya sabemos, dicen que es el ahorro, pero de nuevo los expertos coinciden en que estás medidas a medio plazo suponen un mayor gasto a  la sanidad, ya que la atención primaria reduce la morbilidad y es indispensable para ciertas patologías, la prevención y el diagnóstico temprano, sin los cuales, los tratamientos curativos llegan tarde y son mucho más caros que esta atención primaria, y ya que no se recorta el acceso a las urgencias, pasaremos de tener inmigrantes atendidos en una consulta a inmigrantes, graves, en urgencias, donde la atención es más cara que las consultas del médico de familia.

Además se alude a otros factores también erróneos o directamente falsos, como el turismo sanitario, cuando todos sabemos que los inmigrantes sin papeles no vienen de turismo, sino a quedarse y trabajar.

Finalmente pretenden convencernos de que los inmigrantes "ilegales" -y yo sigo sin entender que una persona pueda ser ilegal- sobrecargan la sanidad, cuando según datos de la sociedad española de medicina familiar y comunitaria, afirman que los inmigrantes solo suponen un 5% de los pacientes de atención primaria, y la Fundación de Ciencias de la salud, certificó que los inmigrantes acuden con menor frecuencia al médico especialista y solicitan menos pruebas preventivas.

Por si esto fuera poco, y para los que solo os preocupáis de vosotros mismos (que dudo que alguno haya llegado hasta aquí, pero nunca se sabe), esta medida es una irresponsabilidad medica  tremenda, ya que los inmigrantes, no se van a ir de la noche a la mañana, y no atendiéndoles ponemos en riesgo a toda la población frente a las enfermedades contagiosas y epidemias como la tuberculosis, más extendida en España que en el resto de países de la EU, que solo se explica buscando la reducción de población que hace unos cuantos meses pedía el FMI cuando decía que "vivimos demasiado". si no atendemos a los habitantes de nuestro país, tengan permiso de residencia o no, estamos poniendo en peligro a toda la sociedad, especialmente a niños, ancianos y mujeres embarazadas, colectivos que corren riesgo de muerte con una gripe, de estás que están tan de moda.

Finalmente un dato más de Médicos del mundo: durante 2011 atendieron a más de 6000 inmigrantes que encontraron diferentes barreras para acceder a la atención sanitaria pública. ¿podrán con lo que se les viene encima?

Solo os pido, que en los próximos días, en cuanto su web vuelva a estar operativa, apoyéis está causa con vuestra firma, porque ninguna persona o colectivo debería verse privada de la atención medica, para ellos o para sus hijos, somos seres humanos, y debemos darnos cuenta de que todos somos iguales, y que no entenderíamos que nadie negará la atención a nuestros hijos, porque en definitiva, los españoles hemos luchado y trabajado duro por tener la sanidad que tenemos, y no hemos dejado de luchar ni de trabajar, para que ahora nos la vengan a robar, políticos, que están demostrando una falta de humanidad que ralla el absurdo total.

Por todo esto y mucho más no dejes de apoyar a Médicos del Mundo, especialmente si eres médico.