1 oct. 2013

Marketing y redes sociales



Hace un tiempo que quería escribir sobre este tema, principalmente porque tengo la impresión de que la mayor parte de lo que se encuentra al respecto en la red es demasiado vago, poco concreto y en muchos casos confuso. En la mayoría de los casos se limitan a tres o cuatro párrafos en los que el autor comenta que en las redes sociales no hay que “estar por estar” , incuso que puede ser prejudicial, y que si estás, tiene que ser para dar valor añadido, o por el engagement con nuestros stakeholders, o algún otro galimatías.

Todo esto está muy bien, si has entendido algo. Si estás familiarizado con esos términos, lo dicho en esos artículos te resultará obvio, si no lo estás, mira un diccionario, o la Wikipedia, y cuando sepas lo que significan, también te parecerá obvio.

Por otra parte, no cabe duda de que algo de información al respecto de qué hacer en las redes sociales, para promocionar tu empresa, proyecto o productos, se podrá dar, y aquí estoy para eso. Los cursos sobre el tema en la red son cientos, y aunque no se que calidad tendrán -no me ha dado por comprar ninguno- me ha parecido conveniente compartir mi experiencia, que es lo único que tengo, con los posibles interesados.

¿Estar en las redes sociales?

Sí, por supuesto. No voy a dar porcentajes ni enlazar estudios, aunque hay un montón, pero ten por seguro que hoy en día las redes sociales tiene una audiencia tan importante que no estar cada vez es más parecido a no existir, salvo que tengas una reputación previa, en cuyo caso, puedes seguir anunciándote en la tele para no perder a tus clientes de toda la vida.





Al que te diga que si no sabes que hacer, o que si no tienes estrategia mejor que no estés, solo puedes decirle una cosa “si no vas a aportar nada útil, mejor calladito”, ya que con aportaciones como esa, no te van a ayudar demasiado, más bien te dejará fuera de juego.

Entonces, creo mi cuenta en las redes sociales y ¿qué hago?

Lo importante al principio es la captación de seguidores para tus redes, algo que puedes conseguir de diferentes formas, desde publicitaras en los medios en los que te mueves actualmente, como tu web, prensa, u otros, hasta realizar promociones en las mismas para llegar a el publico interesado en lo que haces. Olvida el “te sigo para que me sigas”, esto solo trae seguidores temporales, y podrás comprobar, a poco que te fijes, que muchas marcas no siguen a nadie, y tienes miles de seguidores, mientras que otras siguen a más gente de la que les sigue a ellos, para alcanzar el mismo resultado. Sigue a las cuentas que sean realmente importantes para ti, o directamente no sigas a nadie e intenta que el valor de tu cuenta esté en la misma, y no depende de a quien sigues.

Como siempre los contenidos que compartes en las redes sociales son vitales en este punto. Si a la gente le resulta interesante, compartirá, y así el número de seguidores crecerá de forma constante, y sobretodo con seguidores de calidad. Está más que dicho, pero es fundamental el contenido de calidad. A las marcas que se limitan a hacer ruido, les pasa como a Pedro con el Lobo, cuando quieren decir algo, ya nadie las escucha.

Lo del contenido de calidad es más que obvio, pero también de obligada mención, en que contenido ya no te puedo ayudar, pero si tu crees en tu proyecto, te sobrarán palabras para hablar sobre él.

En las redes sociales no necesitas seguidores fantasmas, que no estén realmente interesados en tu proyecto, al final no sirven de nada. Tienes ante ti la oportunidad de conseguir que la gente que está realmente interesada en tu trabajo pueda estar al día de las novedades que quieras presentar, de una forma que no es en absoluto intrusiva, ellos eligen seguirte, y pueden irse cuando quieran, al contrario que con el clásico marketing por mail, mucho más molesto.

Vale, ya me siguen ¿y ahora qué?

Bien, una vez tienes un grupo de seguidores comienza el trabajo de verdad. Tienes que tener claro la importancia de las redes y el tiempo que les tendrás que dedicar no es poco, aunque no dudes que el beneficio a medio plazo puede ser mucho.

Cuando los artículos mentados al principio de esta entrada hablan de “engagement” se refieren a la capacidad que tengas para involucrar a tus seguidores de forma que te ayuden a crear una imagen de marca, difundiendo tus virtudes por la red y comentando lo felices que son por tenerte. Este tema me parece muy importante, ya que el marketing, desgraciadamente está lleno de listillos, algo que viene dado por el hecho mismo de la función que tiene esté tipo de negocio “vender”.

Hay dos formas de conseguir esa implicación con el seguidor en las redes sociales, la primera es buscar estrategias de mas o menos sucias para que el seguidor caiga en tus redes y termine asumiendo el comportamiento antes comentado... yo en este tema no os puedo ayudar, por que me parece tan absurdo que ni me lo planteo.

La segunda es mucho más clara y sencilla (no de llevar a cabo, pero si de entender). Trata a tus seguidores con respeto, escuchales y contestales, pero además se sincero. Cuando estás en una red social, la gente espera esa respuesta, ya que es a lo que están acostumbrados, pero cada día vemos como los CM se limitan al peloteo y el buen rollo, sin dar explicaciones, y en muchas ocasiones dejando sin respuesta los temas peliagudos. Huye de ese tipo de actitud, ya que solo te beneficiará a corto plazo, y al final terminarás abandonando esa red social, con el rabo entre las piernas, como hemos visto ya hacer a grandes marcas que no han sido capaces de gestionar la crítica feroz, o las faltas de respeto.

No necesitas ser un blando, por supuesto, tampoco un borde, simplemente actúa con naturalidad, y siempre, repito, siempre, da respuesta a las criticas, incluso a las más desconsideradas, ya que esa respuesta es critica en la imagen que tienen de ti tus seguidores, y no solamente el critico, todos.

Sabemos que Internet esta lleno de trolls y haters (odiadores profesionales) y muchas veces caemos en la tentación de dejar pasar sus mensajes sin respuesta, ya que sabemos que digamos lo que digamos, no cambiará su opinión o actitud, pero tenemos que tener claro que cuando contestamos a un troll, dando explicaciones, no le estamos respondiendo a el, si no a todos nuestros seguidores, muchos de los cuales querrán oír nuestra respuesta. Si no hay respuesta le estamos dando la victoria al troll. Está respuesta tiene que ser concisa y firme, de forma que si el troll sigue con el tema no sea necesario entrar a responder una y otra vez. No confundamos responder con entrar en discusiones eternas, algo que es una perdida de tiempo absoluta.

Esta escucha debe ser activa, no vale con contestar a lo que nos dicen, si no que siempre que sea posible y practico, debemos coger el toro por los cuernos y hacer realidad las peticiones de nuestros seguidores, de forma que sintamos que estamos haciendo un servicio mucho más importante que responder una simple consulta, y estamos trasformando nuestro negocio junto a la gente que realmente quiere aportar sus inquietudes. Si tú sientes que estas consiguiendo llegar a este punto, no te quepa duda que tus seguidores serán felices participando en tu proyecto, y sin duda, grandes embajadores de tu marca.





¿Qué no debes hacer?

En Internet es casi tan importante como lo que tienes que hacer, lo que no tienes que hacer, y siempre hay que pensar antes de publicar.

Algunas cosas son tan sencillas como no meterse en política, deportes, o temas que generan una importante cantidad de comentarios viscerales, y que normalmente no tienen nada que ver con lo que haces, o no hablar nunca mal de la competencia, ya que da una imagen que en absoluto es la que buscas, si no que aparentas debilidad y falta de profesionalidad.

No intentes que tus redes sociales sean un centro de atención al cliente. No es lo mismo atender al cliente en las redes, que ser la atención al cliente de la empresa. Muchos temas, son lo suficientemente complejos y privados para necesitar otros medios, como el correo electrónico o el teléfono. Usalos.

No presumas, y tampoco seas un llorón, no conviene destacar ni por arriba ni por abajo, ya que en ambos casos la imagen es contraproducente.

No hagas promociones u ofertas excesivamente exclusivas, tu marca tiene que estar abierta a todos, no la limites a “los que me siguen desde hace más de un año”, si no que intenta que todo el mundo participe.

Este tipo de relación con los seguidores en las redes sociales consume mucho tiempo, así que si estás pensando en algo así para tu negocio, tenlo claro, o te sobra mucho tiempo, ya que estás empezando y la promoción es fundamental, o tienes un negocio lo suficientemente afianzado para contratar a una persona que se dedique a esto.

Para que finalmente puedas tener éxito en las redes sociales, no solamente necesitaras a ese responsable de tu comunidad, experto en redes y capaz de tratar a tus clientes tal y como se merecen, si no que éste debe tener unos amplios conocimientos en el negocio que estás manejando. No podemos caer en manos de un experto en rrss que no tiene ni idea de lo que está diciendo cuando habla de su sector, de la misma forma que no podemos permitirnos un experto en nuestro negocio que es incapaz de mostrar la más mínima empatía en las redes.

Si este artículo te ha resultado interesante te recomiendo que no dejes de leer este otro, por favor, deja tus comentarios, todos tenemos mucho que aportar.